CROQUETAS DE JAMÓN



Creo que no hay nadie que no le guste las croquetas: de carne, de setas, de verduras, de pescado, de jamón....en fin que el mundo de las croquetas es infinito. Un plato tradicional que les encantan a los peques y a los mayores, excelente aperitivo para compartir en las comidas familiares o cenas con amigos. Me encanta tenerlas en el congelador porque la verdad es que son muy socorridas. Solo calientas el aceite y ya tenemos un entrante listo ;)


INGREDIENTES:
- 300 gr. de jamón serrano (o ibérico)
- 2 cebollas medianas
- 100 gr. de harina
- 150 gr. de mantequilla
- 500 ml. de leche +500 ml. caldo de jamón casero (también vale solo con leche)
- Una pizca de sal, una pizca de pimienta
- 2 huevos batidos
- Aceite de oliva o de girasol (para freír)


  • Picamos muy fino el jamón y las cebollas. Yo he utilizado un jamón serrano en lonchas, de esta manera es muy fácil cortarlo fino pero si tenéis un robot de cocina os ira de gran ayuda. 
  • Ponemos a calentar una cazuela o una sarten grande con la mantequilla. Ponemos la cebolla y doramos al fuego moderado unos 10 minutos mas o menos. Ahora añadimos el jamón y doramos unos 5 minutos mas. 
  • Agregamos la harina y removemos bien unos 5 minutos con la ayuda de una varilla manual, sazonamos.
  • Añadimos la leche (a mi me gusta ponerle el caldo de jamón porque intensifica bastante el sabor pero vosotros como mas os guste) Batimos bien hasta que ya no hay grumitos y tengamos una masa uniforme. 
  • Apagamos el fuego y echamos la masa en un recipiente plano que pueda caber en la nevera. Cuando se haya enfriado un poco tapamos con film trasparente para que no forme costra, lo pegamos a la mesa y dejamos que se enfrié del todo. Después guardamos nuestra masa a la nevera toda la noche. 
  • Al día siguiente sacamos el recipiente, le quitamos el film y con la ayuda de una cuchara mediana vamos moldeando las croquetas. Cogemos pequeñas cantidades iguales, pasamos primero por harina, luego por el huevo batido y finalmente por el pan rallado. Le damos la forma de croquetas y las ordenamos en una bandeja que quepa en el congelador, sin que se toquen unas a otras.
  • Las dejamos en el congelador hasta que estén duras y después las sacamos y las envasamos en bolsas de congelación cerrándolas bien.
  • Cuando las vamos a preparar calentamos el aceite, bastante cantidad para que cubran las croquetas. Al principio el fuego tiene que ser  a tope y cuando han cogido calor bajamos a fuego medio, les damos la vuelta y cuando estén listas las sacamos sobre un papel absorbente. 

ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO, QUE APROVECHE AMIGOS!

Comentarios

  1. Madre mía! Tienen una pinta riquísima!
    en casa nos encantan, eso si con las recetas adaptadas!
    Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, me alegro mucho que te haya gustado. Un abrazo 😘😘

      Eliminar

Publicar un comentario